jueves, 24 de febrero de 2011

De cómo... zzzzzzz

He mirado mi agenda (ese lugar que a veces me da urticaria mirar porque están todas las cosas que tengo que hacer) y tengo mi primer día libre el 19 de marzo. Esto que vengo enlazando desde exámenes, y estoy TAN agotada. De no desconectar, de no parar, de no poder disfrutar de un día "vacacional" con los amigos... (sí, ¡me mata no ir a Segovia!). Pero bueno, 19 de marzo, ese es mi objetivo. ¿Lo malo? Que si de verdad es mi día libre no sabré que hacer con él, estaré algo así cómo:


O no, porque así es como estoy habitualmente. Se me está licuando el cerebro, hoy he hecho un cambio de fichas y cuando el profesor de Arte Español del siglo XX vea en "Asignatura" Arte Europeo de 1700 a 1750 va a perdonarme todos los exámenes porque pensará que soy de un grupo de integración especial o algo así.

Bueno, hoy no cuento nada entretenido, tengo demasiado sueño y tengo que dejar preparada una lavadora para mañana (entre otras y variadas cosas). Tengo borrachera mental, mi cara ahora mismo es más o menos esta:


Y como no funcionen los gifs en esto de blogger será una gran decepción. Me esconderé en Tumblr de nuevo y a ver quién es el guapo que ahí me encuentra...

Nas noches, prometo derrochar más alegría y buen humor a la próxima.

PD: hoy he estrenado mi preciosa gabardina roja... causando sensación...

Edito: efectivamente blogger apesta y no funcionan los gifs, pero si pincháis sobre ellos los veréis en todo su esplendor.

miércoles, 23 de febrero de 2011

De cómo vuelvo

Oh por diox, vuelvo, vuelvo. I can't believe it. Qué orgásmico todo. Yo soy mucho de abandonar cosas, así que no es de extrañar que tenga esto muy abandonado. Es que vinieron exámenes y una vida ocupada y aburrida que no me ha dejado disfrutar de esas pequeñas cosas con las que disfruto (aunque parezca que me molesten no no mentira cochina)

Cuando pueda cuento "el día que me quedé coja". En serio, fue ayer, pero ayer estaba demasiado cansada para contarlo por aquí. Hoy he tenido secuelas de cojera: tobillos cargados y doloridos que si lo juntas a un bolso tremendamente pesado con cartera, libro para leer, botellita de agua, móvil, Bifrutas que regalan, comida para no morir de inanicación... no es nada comparado a los 10 kilos que llevaba ayer encima. (En serio, gran historia).

::un minuto para ponerme tapones para los oídos ya que a las 22:35 de la noche los de arriba tienen música y están bailando:::

Hoy he estado a punto de cargarme a una de esas señoras que van a clase, y lo malo es que no está en el límite de señora mayor, pero se comporta como una de ellas (de esas que por ser mayor todo lo saben y lo hacen mejor). El hecho es que cada uno teníamos que elegir un tema para un trabajo, se van descartando...  y oye, casualidades que me toca elegir antes y elijo el tema que ella también quería. Recordemos que NO se puede repetir y que la profesora NO está dejando repetir. Pero llega su turno y la señora repite, y la profesora SE CALLA. Y yo me quejo, y la profesora se encoge de hombros y la señora del pelo sucio (en serio, se pueden freír huevos en su pelo) no tiene ovarios para mirarme (yo tampoco los tendría, llevo unos días "fuenlabreña" con ganas de pegar patadas a papeleras y eso). Así que nadie repite menos yo, y la puta señora del pelo sucio.

Luego he sido engañada (un poco por tonta) y me han hecho andar. Han sido 15 minutos de la facultad al metro... que no quería. Y dentro del abanico de posibilidades que podría haber elegido, reconozco que mi elección ha sido la más errónea, con la que menos necesitaba pensar. El hecho es que con dos horas libres entre y clase y clase ir a la biblioteca a hacer que hago algo me parece una hipocresía por mi parte, así que he decidido irme de tiendas (que aprovecho más el tiempo). Sólo que se ha convertido en una caminata enorme porque en mi cabeza creía que había tiendas guays en Argüelles y de ahí he seguido con lo de "si total un poco más" y con el "si total" y el "un poco más" he acabado pisando Fuencarral.

Pero no ha sido una pérdida de tiempo. He hecho, aprendido y descubierto cosas:

Primero: he andado. Que viene muy bien después de todo el tiempo pasado sin moverme por exámenes. (A pesar de que estoy medio coja y ahora me duelen los tobillos. Sí. Ambos).
Segundo: he disfrutado de Madrid. Que es tan maravilloso y bonito que le quiero cada día más. (qué edificios!! qué edificios!!)
Tercero: ha habido un momento que Madrid olía como a la fritanga de Londres y me ha dado morriña (de la buena).
Cuarto: POR FIN he entrado en la tienda Desigual de Callao (la más grande de Europa etc etc) y me ha recordado a la Fundación Mapfre. Muchos pasillos estrechos y muchas cosas es muy poco espacio. Una desilusión. Me gustan los sitios amplios y luminosos donde ver una camiseta que me guste a distancia, no un horror vacui del color. Eso sí, había un vestido con posibilidades a la entrada.
Quinto: Fuencarral es guay, pero si tienes la misma tienda en un centro comercial de la periferia estará MEJOR. Qué decepción el Friday's Project de Fuencarral. Lo mejor es lo de casa, sin duda.
Sexto: he merendado a costa de la publicidad de los nuevos sabores de Bifrutas (ñam ñam el Florida) y cómo soy así de lista he conseguido dos Bi(o)frutas distintos. El de la Pasión aún no sé deciros cómo sabe.

Al final me ha dado tiempo hasta llegar a clase (he vuelto a la facultad tras esa travesía! merezco un premio) y el señor mayor loco ha divagado sobre Goethe una vez más. Y a la vuelta a casa no he perdido el tiempo viendo pasar las estaciones... he leído a Gauguin. Cada día soy más y más fan de este hombre, las idas de cabeza de Dalí no son nada comparadas con las de Gauguin, es como él pretendía, más puro, primigenio. La cosa es que la media hora se me pasa como dos minutos leyendo sus cartas. Un loco fantástico que habla de que el color no debe supeditarse a la línea y no sé si se refiere a Van Gogh o a él mismo pero jo, qué genial. Si el Doctor Who me llevase de viaje le pediría que me llevase a conocerle (y luego que hiciese una pequeña parada 20 años después en el Beteau-Lavoir). Ummm... creo que estoy desvariando.

Por cierto, hoy he leído en la puerta de los baños "los de esta facultad sois unos frikis". A ver niña, qué quieres que seamos en una facultad en la que se imparte arte, filosofía, literatura e historia. Gente cuerda (o con futuro) cruzando la carretera, en Caminos.

Y me voy. Qué largura. Felicidades quien haya llegado hasta aquí.

viernes, 4 de febrero de 2011

Quoteando ... Ally McBeal

Hace años que vi esta serie. El bebé que bailaba, bizcochito tirando de la cadena antes de entrar a un baño... Un mundo a la vista de todo el mundo normal pero lleno de excentricidades y hechos surrealistas. Hoy he vuelto a ver el piloto, después de tanto tiempo, y lo que tengo claro es que pienso verme esta serie de nuevo porque es demasiado buena para olvidarla.

Así que aquí dejo unas quotes de este primer episodio. Maravilloso. Y eso que falta bizcochito.



“Quizá sea cierto que me da miedo ser feliz, o encontrarme satisfecha, porque después ¿qué?. En realidad me gusta la búsqueda, el camino. Eso es lo divertido, cuanto más perdida estás más cosas debes esperar.
“En el amor no debes invertir, es inestable, lo único que pesa en un banco es la pasta.”
"-Mi estilo es ir siempre con la verdad por delante-
- Pues yo no tengo tanto estilo-"


"De todos modos los hombres son como el chicle, pierden su sabor después de mascarlos"